© 2019 Red Mundial de Doulas* todos los derechos reservados

Síguenos / Follow us 

  • redmundialdedoulas
  • skype
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

Código de Ética

Todas las doulas egresadas de nuestras Escuelas Avaladas y alumnas acreditadas toman la responsabilidad de respetar nuestro código de comportamiento descrito a continuación.

Normas generales de conducta de la RMD
Nuestras Escuelas Avaladas y Doulas acreditadas se rigen bajo el mismo sistema, sin embargo cada escuela puede añadir elementos que considere necesario según su realidad social y necesidad.

I. Normas de Conducta:

  1. Propiedad. La Doula mantendrá las altas normas de conducta personal en su capacidad de apoyo de trabajo y/o identidad.

  2. Capacidad y Desarrollo Profesional. La Doula se esforzará de hacerse y permanecer perito en la práctica profesional y el funcionamiento de funciones de apoyo de trabajo por la educación continuada, la afiliación con organizaciones relacionadas, y asociaciones con otras Doulas.

  3. Integridad. La Doula actuará conforme a las normas más altas de integridad profesional.

 

II. Responsabilidad Ética a Clientes:

  1. Primacía de los Intereses del Cliente. La responsabilidad primaria de Doula es a sus clientes.

  2. Derechos y Prerrogativas de Clientes. Doula se esforzará para promover la autodeterminación

    máxima de parte de sus clientes conforme al plan de parto.

  3. Confidencialidad y la Intimidad. La Doula respetará la intimidad de clientes y sostendrá en la

    confianza toda la información obtenida en el curso del servicio profesional cumpliendo con las leyes de confidencialidad que existan en los países que pertenezcan a la RMD

  4. Obligación de Servir. La Doula ayudará cada cliente proporcionando servicios o haciendo remisiones apropiadas.

  5. Fiabilidad. Cuando la Doula está de acuerdo con trabajar con un cliente particular, su obligación es de hacer honesta, sin falta, para el término del acuerdo. El acuerdo (verbal o escrito) claramente declarará cualquier limitación sobre la disponibilidad de Doula e incluirá proyectos claros de reserva para tales situaciones cuando Doula es no disponible. Siempre debe haber una doula para ayudar a una parturienta.

  6. Honorarios. Al fijar honorarios fuera de los acuerdos primarios, La Doula asegurará que ellos son razonables y conmensurados con el servicio realizado y con la debida consideración para la capacidad del cliente de pagar. La Doula claramente debe declarar sus honorarios al cliente al inicio del proceso, y describir los servicios a condición de que, condiciones de pago y política de rembolso.

 

III. Responsabilidad Ética a Colegas Doulas:

  1. Respeto, imparcialidad, y cortesía. La Doula tratara a colegas con el respeto, la cortesía y la imparcialidad y la buena fe.

  2. Tratando con los clientes de las(os) colegas. La Doula tiene la responsabilidad de relacionarse con la misma consideración ética y profesional que lo haría con su s clientes. IV. Responsabilidad Ética a los Proveedores de Asistencia médica del Cliente.

  3. Respeto, Imparcialidad, y Cortesía. La Doula tratará al personal médico de su cliente con el respeto, la cortesía, la imparcialidad y la buena fe.

  4. Reconocimiento de Responsabilidad Clínica. La Doula reconoce que la responsabilidad de la dirección clínica pertenece al Proveedor de Asistencia médica (la enfermera, la comadrona, el médico) y el cliente. La Doula no interfiere con la dirección clínica más allá de la fabricación de sugerencias a, o haciendo a las preguntas de, el Proveedor de Asistencia médica y el cliente, basado en su conocimiento del plan de parto del cliente y sus preferencias.

 

V. Responsabilidad Ética a la Profesión

  1. Mantenimiento de la Integridad de la Profesión. La Doula mantendrá los valores, la ética, el conocimiento, y la misión de la profesión.

  2. Trabajo comunitario. Animan a la Doula a aportar a la profesión haciendo trabajando con costo reducido o ninguno en servicios de apoyo cuando sea posible.

 

VI. Responsabilidad Social

1. Promover el parto natural y el bienestar de la infancia. La Doula promoverá la salud general de mujeres y sus bebés, y siempre que sea posible, la de su familia y amigos también.